Alimentación y emociones: claves en el desarrollo de nuestro metabolismo (I parte)

Salud y alimentación (1)

Entrevista a Andrea Märtens

Según la Organización mundial de la salud, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. […] Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.

Para entender mejor este problema y cómo nuestra forma de alimentarnos está relacionada con las emociones, en esta primera parte de esta entrevista, veremos con Andrea Märtens, psicóloga, terapeuta, profesora de Yoga Kundalini y directora de Avagar, centro de yoga y salud, algunos factores psicológicos que influyen en la obesidad.

Andrea¿Cuáles dirías son los factores psicológicos que influyen en la obesidad?

En primer lugar, habría que diferenciar entre sobrepeso y obesidad.  La obesidad es un trastorno con muchísimas consecuencias tanto físicas como sociales o psicológicas al cual es difícil encontrar una causalidad psicológica directa porque probablemente esté multideterminado.

El sobrepeso es un problema social propio de nuestra cultura de la abundancia que contiene un enorme componente subjetivo y estético sujeto a cambios, modas, etc.

Lo que es evidente es que la comida tiene una significación afectiva además de la pura función de supervivencia y esto es claro en el recién nacido. Para el bebé, comer significa, no sólo calmar en hambre, sino una regulación emocional y la solidificación del vínculo de apego con la madre. Comer va unido a sentirse protegido, físicamente envuelto, estimulado y atendido. No olvidemos que todos hemos sido bebés y construimos nuestra personalidad futura sobre este aprendizaje.

De modo que hay que tener en cuenta siempre que comer no es solo atender a una necesidad vital. Con el tiempo se convierte en cultura y la posibilidad de compartir con otros, además de haber sido el primer elemento de regulación emocional y gratificación.

Blog

La ansiedad, el desamor, la frustración, son algunos de los factores de desequilibrio y sufrimiento personal que nos pueden empujar a la búsqueda de la ingesta como modo de recuperar nuestro equilibrio.

Cuando en las obesidades hay una clara conducta de sobreingesta, no basta con poner una dieta, hay que atender el factor emocional y también la ligazón afectiva con la comida como calmante. La mayor parte de las veces ha llegado a ser una conducta aprendida desde la primera infancia, como mecanismo para inducir calma, reducir la ansiedad e incluso evitar conflictos familiares (los niños buenos se lo comen todo y ese todo, a veces es demasiado).

¿Por qué nos cuesta tanto seguir una dieta?

Cuando nos ponemos a dieta entran en conflicto dos tipos de recompensa: la inmediata que otorga la comida y la recompensa a largo plazo que deriva del cumplimiento de lo que nos hemos propuesto, en este caso, perder peso. Tendiendo en cuenta que somos los únicos animales capaces de aplazar un placer para recibir una gratificación en un tiempo más largo, podemos entender como dos aspectos nuestros (uno más instintivo y otro más racional) se enfrentan. En una dieta debería vencer nuestra parte más racional o normativa, pero sin desatender a la otra, dándole otro tipo de gratificaciones.

También influye el tipo de dieta que nos planteemos. Creo que el enfoque debe de ser siempre el de una carrera de fondo. Las dietas “inmediatas” son las que más fracasan, aún cuando produzcan la deseada pérdida de peso porque éste suele recuperarse con la misma facilidad. Además son tan drásticas que provocan desequilibrios en nuestro organismo, alteran nuestro sistema nervioso y aumentan así las probabilidades de que abandonemos a causa del malestar.

En un próximo artículo continuaremos tocando otros aspectos con Andrea con respecto a este interesante tema

Si te gustó la primera parte de esta entrevista, te invitamos a darle me gusta y compartir. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s